Apariencias


La espiral

Posted in De todo un poco por La Ta en 12 abril 2010
Tags: , ,

Siempre me ha llamado la atención la expresión “espiral de la pobreza”, una expresión que puede tener dos interpretaciones dependiendo de quienes la hagan. Para aquellos que miran a la pobreza desde fuera la espiral representa la falta de posibilidades, la falta de voluntad para salir de la misma, falta de escolarización ,salud, trabajo pero no como la consecuencia de algo ajeno a la voluntad del individuo sino como resultado de la mala suerte, de haber nacido en el lado equivocado. Para aquellos que miran a la pobreza a través de sus ojos, aquellos que viven la espiral la expresión se refiere a la falta de salidas, al pozo sin fondo al que se ven arrastrados cuando etiquetados como “pobres” quedan sociablemente excluidos de todo y condenados por tanto a vivir dentro de la espiral.

Ambas visiones conviven en nuestras sociedades si bien los ojos de quienes miran casi siempre pertenecen a aquellos que viven fuera de de la pobreza. Y esas miradas son las que en su mayoría encontramos en los medios de comunicación y que el público acaba adoptando porque rara vez se ofrece otra. Rara vez se explica el factor causalidad, rara vez se explica que la pobreza no está directamente relacionado con nacer en un sitio o en otro sino que es fruto de una espiral, una espiral de hechos, de causas y efectos, y la falta de contextualización de las informaciones nos deja una mirada incompleta.

Las personas que sufren de pobreza no están sólo excluidos social sino también mediaticamente y tan sólo son tenidos en cuenta como casos anecdóticos, e incluso sensacionalistas. Los medios prefieren informar de capitalismo, de estilos de vida lujosos, de famosos que ocupan el 80 % de las informaciones diarias. La concentración mediática hace que el mensaje se repita y que la exclusión de las personas que sufren los efectos de la pobreza sea global.

Hoy en día en los medios y en la sociedad prima el favorecer las leyes e informaciones económicas y comerciales dejando de un lado las sociales, a pesar de que ambas interaccionan.Sería necesario entender las relación causa efecto entre las dos ya que no se pueden considerar por separado las políticas sociales y económicas, se han de compaginar para que las primeras no sufran las consecuencias de las segundas.

La sociedad es una red, un conjunto que no puede legislarse por separado, y este mismo principio es válido para los medios a la hora de cubrir sus informaciones.
Para evitar este sesgo tanto los medios como los gobiernos han de permitir la participación de los ciudadanos en la elaboración de dichas políticas y el primer paso hacia la participación pasa por la información. Los medios son quienes han de servir de vínculo, los que han de proporcionar al ciudadano, a la sociedad la suficiente y precisa información, presentando contextos, datos, testimonios causas y efectos de los problemas sociales derivados de las inadecuadas políticas sociales y económicas.

Esa información va a permitir al ciudadano movilizarse, protestar y exigir políticas públicas mas humanas que actúen sobre la raíz del problema no sobre quienes los padecen.Para que los medios puedan informar se necesita pluralidad mediática, las concentraciones de medios e injerencias políticas o empresariales sobre los mismos impiden el desempeño de esta labor.

El aislamiento de las voces de los protagonistas y de los canales a través de los cuales se puede transmitir socialmente este mensaje tienen como objetivo presentar la pobreza en singular, como un caso aislado, y siendo presentada de esta forma, sin relacionar factores, a nadie le interesarán las causas de la misma.

Anuncios