Apariencias


La ley del Derecho Único

Posted in De todo un poco por La Ta en 14 diciembre 2010
Tags: , , ,

Si los derechos de los trabajadores en el mundo cada vez son más precarios los de los trabajadores inmigrantes son “infra-precarios” y seguramente la nueva ley europea sobre inmigración les quitará algunos de los pocos que aún les quedan.
Entre las medidas de esta nueva ley se encuentra el que un trabajador inmigrante que haya trabajado y cotizado en cualquier país de la UE, si decide regresar a su país perderá automáticamente el derecho a la pensión que le corresponda. Otra de las medidas es la de que los trabajadores inmigrantes de terceros países no tengan los mismos derechos laborales que los europeos lo cual podría favorecer que las empresas abran sus sedes en un tercer país y desde allí envíen a las otras sedes Europeas trabajadores con menos derechos laborales.

Asimismo la propuesta de ley contempla diferentes categorías de trabajadores con diferentes tipos de derechos.Los trabajadores altamente cualificados destinados a trabajar en puestos de gestión tendrían más derechos que aquellos que son considerados de tercera categoría como los temporeros, lo cual crea un peligroso precedente de discriminación laboral y de categorización de los trabajadores inmigrantes.

Lo mires por donde los mires se trata de la misma historia, mano de obra inmigrante barata. Cualquiera diría que los trabajadores inmigrantes ocupan puestos con sueldos astronómicos,depende de tu categoría,cuando en la mayoría de los casos cogen trabajos mal pagados para los nacionales de los países UE por los que son aún peor pagados por el simple hecho de ser de otro país.

Me hace mucha gracia que la UE critique la violación de derechos humanos, la esclavitud laboral en otros países denominados “del tercer mundo”, que les parezca exagerada la medida de USA de construir el gran muro de contención de la inmigración ilegal pero luego aparecen propuestas de ley de este tipo que a mi juicio la sitúan en la misma dimensión que la de aquellos países de los que con tanto ahínco desean distanciarse.

Por esta regla de tres yo propondría que los trabajadores de empresas europeas que trabajen en terceros países como temporeros, o expatriados se les apliquen los mismos derechos laborales que a los nacionales de dichos paises. Si el salario medio del país son dos dólares pues que ese sea su sueldo, si las jornadas laborales son de 14 horas que así sean las suyas y que de este modo puedan experimentar algunas de las medidas que obligan a estos trabajadores de terceros países a jugarse la vida en pateras o cayucos para poder vivir un poquito mejor en nuestros queridos países europeos.

No entiendo y nunca entenderé el miedo a la inmigración cuando Europa ha sido el mayor exportador de inmigrantes de la historia. Me molesta que los inmigrantes sean utilizados con fines económicos. Si vienen para aumentar la baja natalidad, trabajar como mulas y cotizar a nuestras pensiones para que podamos a los 60 irnos de excusión a Benidorm pues entonces adelante que se abran las puertas. Pero cuando se solicita alguno de los derechos laborales, que por cierto son también universales, entonces creamos una ley y como se pongan tontos les enviamos de regreso.

Hay muchos que piensan que lo merecen, que vienen a “robarnos el trabajo”, que vienen a “contaminar” nuestra sangre lo que no saben es que hoy en día la precariedad laboral empieza a nos discriminar en función de los países de origen. El brutal liberalismo económico y las medidas legislativas que lo acompañan están poniendo en peligro a todos los trabajadores.Si cedemos y damos carta blanca a que se vulneren los derechos laborales de unos pocos estamos arriesgándonos a que nos vayan recortando derechos al resto también.

Cada vez hay más nacionales de la UE que se encuentran en la misma situación que muchos de los inmigrantes de los terceros países. Largas jornadas laborales por un salario mísero, despidos, flexibilidad laboral y poco a poco desaparece el “ellos y nosotros” para quedar tan sólo el abuso contra lo seres humanos. No dejemos que las necesidades de los mercados nos arrebaten nuestros derechos sociales.

Lo dijo Betold Bretch hace mucho y mejor que nadie:

Primero se llevaron a los comunistas pero a mi no me importó
porque yo no era.
En seguida se llevaron a unos obreros pero a mi no me importó
porque yo tampoco era.
Después detuvieron a los sindicalistas pero a mi no me importó
porque yo no soy sindicalista.
Luego apresaron a unos curas pero como yo no soy religioso
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí pero ya es tarde.

Y sus palabras… siguen de actualidad más que nunca

Comentarios desactivados en La ley del Derecho Único

A %d blogueros les gusta esto: