Apariencias


La ley del Derecho Único

Posted in De todo un poco por La Ta en 14 diciembre 2010
Tags: , , ,

Si los derechos de los trabajadores en el mundo cada vez son más precarios los de los trabajadores inmigrantes son “infra-precarios” y seguramente la nueva ley europea sobre inmigración les quitará algunos de los pocos que aún les quedan.
Entre las medidas de esta nueva ley se encuentra el que un trabajador inmigrante que haya trabajado y cotizado en cualquier país de la UE, si decide regresar a su país perderá automáticamente el derecho a la pensión que le corresponda. Otra de las medidas es la de que los trabajadores inmigrantes de terceros países no tengan los mismos derechos laborales que los europeos lo cual podría favorecer que las empresas abran sus sedes en un tercer país y desde allí envíen a las otras sedes Europeas trabajadores con menos derechos laborales.

Asimismo la propuesta de ley contempla diferentes categorías de trabajadores con diferentes tipos de derechos.Los trabajadores altamente cualificados destinados a trabajar en puestos de gestión tendrían más derechos que aquellos que son considerados de tercera categoría como los temporeros, lo cual crea un peligroso precedente de discriminación laboral y de categorización de los trabajadores inmigrantes.

Lo mires por donde los mires se trata de la misma historia, mano de obra inmigrante barata. Cualquiera diría que los trabajadores inmigrantes ocupan puestos con sueldos astronómicos,depende de tu categoría,cuando en la mayoría de los casos cogen trabajos mal pagados para los nacionales de los países UE por los que son aún peor pagados por el simple hecho de ser de otro país.

Me hace mucha gracia que la UE critique la violación de derechos humanos, la esclavitud laboral en otros países denominados “del tercer mundo”, que les parezca exagerada la medida de USA de construir el gran muro de contención de la inmigración ilegal pero luego aparecen propuestas de ley de este tipo que a mi juicio la sitúan en la misma dimensión que la de aquellos países de los que con tanto ahínco desean distanciarse.

Por esta regla de tres yo propondría que los trabajadores de empresas europeas que trabajen en terceros países como temporeros, o expatriados se les apliquen los mismos derechos laborales que a los nacionales de dichos paises. Si el salario medio del país son dos dólares pues que ese sea su sueldo, si las jornadas laborales son de 14 horas que así sean las suyas y que de este modo puedan experimentar algunas de las medidas que obligan a estos trabajadores de terceros países a jugarse la vida en pateras o cayucos para poder vivir un poquito mejor en nuestros queridos países europeos.

No entiendo y nunca entenderé el miedo a la inmigración cuando Europa ha sido el mayor exportador de inmigrantes de la historia. Me molesta que los inmigrantes sean utilizados con fines económicos. Si vienen para aumentar la baja natalidad, trabajar como mulas y cotizar a nuestras pensiones para que podamos a los 60 irnos de excusión a Benidorm pues entonces adelante que se abran las puertas. Pero cuando se solicita alguno de los derechos laborales, que por cierto son también universales, entonces creamos una ley y como se pongan tontos les enviamos de regreso.

Hay muchos que piensan que lo merecen, que vienen a “robarnos el trabajo”, que vienen a “contaminar” nuestra sangre lo que no saben es que hoy en día la precariedad laboral empieza a nos discriminar en función de los países de origen. El brutal liberalismo económico y las medidas legislativas que lo acompañan están poniendo en peligro a todos los trabajadores.Si cedemos y damos carta blanca a que se vulneren los derechos laborales de unos pocos estamos arriesgándonos a que nos vayan recortando derechos al resto también.

Cada vez hay más nacionales de la UE que se encuentran en la misma situación que muchos de los inmigrantes de los terceros países. Largas jornadas laborales por un salario mísero, despidos, flexibilidad laboral y poco a poco desaparece el “ellos y nosotros” para quedar tan sólo el abuso contra lo seres humanos. No dejemos que las necesidades de los mercados nos arrebaten nuestros derechos sociales.

Lo dijo Betold Bretch hace mucho y mejor que nadie:

Primero se llevaron a los comunistas pero a mi no me importó
porque yo no era.
En seguida se llevaron a unos obreros pero a mi no me importó
porque yo tampoco era.
Después detuvieron a los sindicalistas pero a mi no me importó
porque yo no soy sindicalista.
Luego apresaron a unos curas pero como yo no soy religioso
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí pero ya es tarde.

Y sus palabras… siguen de actualidad más que nunca

Comentarios desactivados en La ley del Derecho Único

Wikileaks en comic

Posted in De todo un poco por La Ta en 9 diciembre 2010

Os dejo un comic que ilustra el tema de wikileaks.

Comentarios desactivados en Wikileaks en comic

La espiral

Posted in De todo un poco por La Ta en 12 abril 2010
Tags: , ,

Siempre me ha llamado la atención la expresión “espiral de la pobreza”, una expresión que puede tener dos interpretaciones dependiendo de quienes la hagan. Para aquellos que miran a la pobreza desde fuera la espiral representa la falta de posibilidades, la falta de voluntad para salir de la misma, falta de escolarización ,salud, trabajo pero no como la consecuencia de algo ajeno a la voluntad del individuo sino como resultado de la mala suerte, de haber nacido en el lado equivocado. Para aquellos que miran a la pobreza a través de sus ojos, aquellos que viven la espiral la expresión se refiere a la falta de salidas, al pozo sin fondo al que se ven arrastrados cuando etiquetados como “pobres” quedan sociablemente excluidos de todo y condenados por tanto a vivir dentro de la espiral.

Ambas visiones conviven en nuestras sociedades si bien los ojos de quienes miran casi siempre pertenecen a aquellos que viven fuera de de la pobreza. Y esas miradas son las que en su mayoría encontramos en los medios de comunicación y que el público acaba adoptando porque rara vez se ofrece otra. Rara vez se explica el factor causalidad, rara vez se explica que la pobreza no está directamente relacionado con nacer en un sitio o en otro sino que es fruto de una espiral, una espiral de hechos, de causas y efectos, y la falta de contextualización de las informaciones nos deja una mirada incompleta.

Las personas que sufren de pobreza no están sólo excluidos social sino también mediaticamente y tan sólo son tenidos en cuenta como casos anecdóticos, e incluso sensacionalistas. Los medios prefieren informar de capitalismo, de estilos de vida lujosos, de famosos que ocupan el 80 % de las informaciones diarias. La concentración mediática hace que el mensaje se repita y que la exclusión de las personas que sufren los efectos de la pobreza sea global.

Hoy en día en los medios y en la sociedad prima el favorecer las leyes e informaciones económicas y comerciales dejando de un lado las sociales, a pesar de que ambas interaccionan.Sería necesario entender las relación causa efecto entre las dos ya que no se pueden considerar por separado las políticas sociales y económicas, se han de compaginar para que las primeras no sufran las consecuencias de las segundas.

La sociedad es una red, un conjunto que no puede legislarse por separado, y este mismo principio es válido para los medios a la hora de cubrir sus informaciones.
Para evitar este sesgo tanto los medios como los gobiernos han de permitir la participación de los ciudadanos en la elaboración de dichas políticas y el primer paso hacia la participación pasa por la información. Los medios son quienes han de servir de vínculo, los que han de proporcionar al ciudadano, a la sociedad la suficiente y precisa información, presentando contextos, datos, testimonios causas y efectos de los problemas sociales derivados de las inadecuadas políticas sociales y económicas.

Esa información va a permitir al ciudadano movilizarse, protestar y exigir políticas públicas mas humanas que actúen sobre la raíz del problema no sobre quienes los padecen.Para que los medios puedan informar se necesita pluralidad mediática, las concentraciones de medios e injerencias políticas o empresariales sobre los mismos impiden el desempeño de esta labor.

El aislamiento de las voces de los protagonistas y de los canales a través de los cuales se puede transmitir socialmente este mensaje tienen como objetivo presentar la pobreza en singular, como un caso aislado, y siendo presentada de esta forma, sin relacionar factores, a nadie le interesarán las causas de la misma.

Protagonistas

Posted in De todo un poco por La Ta en 8 marzo 2010
Tags: , , ,

Las encuentras a menudo, en reuniones de trabajo, en seminarios, en cursos de formación, como coordinadoras de proyectos, en tareas de voluntariado, empresarias, políticas. Mujeres en todos los ámbitos sociales. Vivo rodeada de mujeres, mujeres increíbles que han llegado a hacer cosas extraordinarias, mujeres anónimas o conocidas todas ellas allí presentes en cualquier lado. Se dice que el mundo es de las mujeres, y quizá lo sea pero ha de ser otro mundo dado que todas las acciones que ellas llevan cabo pasan a menudo desapercibidas.

Sin duda se nota un avance, y no tengo que remontarme muy atrás, no necesito ir a la conquista del voto femenino, me basta con ver la evolución de los últimos 50 años con observar mi propia familia. Mis abuelas ya en su tiempo pese a vivir en los años de la posguerra en una sociedad devastada y ultra conservadora eran mujeres extraordinarias que quizá no rompieron barreras pero si modelos. Mi madre creció en ese ambiente y después se liberó siendo una líder no sólo bajo mis ojos sino una real en mi región luchando por la igualdad de género y los derechos de la mujer.

Durante mi infancia, apenas si encontrabas mujeres presentes en altos cargos, mujeres protagonistas de noticias, de política y eran pocos los modelos a seguir. Mis abuelas y mi madre, eran los pocos que tenía alrededor. Viéndolas batallar cada una a su manera me preparó para la lucha que seguramente durará toda la vida. Enseguida fui consciente que todo eso que yo creía existía, derechos de la mujeres, igualdad, etc no pasaba más allá de las cuatro paredes de mi casa.

En el colegio comprobé que mis respuestas no valían lo mismo que la de mis compañeros varones, que mis protestas era osadías y las de ellos inteligencia. A los 12 años decidí que era suficiente y no se como me convertí si puede decirse en feminista, no como activista sino simplemente demostrando que hombres y mujeres pueden realizar las mismas cosas y que el género no es un impedimento sino una riqueza, quizá una forma diferente de hacer las cosas.

Decidí que siempre sería yo en todos los aspectos de mi vida hasta que algún imbécil siempre te recordaba que eras mujer y que esto o lo otro no podías hacerlo. Creo que eso es una constante en la vida de toda mujer el tener que demostrar consciente e inconscientemente que es capaz de hacer todo exactamente igual que los hombres.

En estos 31 años de mi vida, he sufrido en mis carnes los efectos de esa lucha diaria que te desgasta. Desde los pequeños hechos cotidianos como las facturas a nombre del varón de la casa a pesar de que tú seas el propietario de la misma, hasta las críticas al volante, las bromas sexist y un largo etc.Si bien he visto muchos cambios, muchas mujeres que como yo se han lanzado al mundo a cambiar cosas simplemente siendo ellas y veo cosas que en mi infancia no veía, mujeres policía, presentadoras de noticias, directivas, políticas, soldado (la ONU acaba de incluir mujeres entre sus cascos azules).

Se dice que las mujeres de hoy en día no son como las de antes, que son muy duras, batalladoras, que no quieren más estar en casa, casarse o tener hijos, que su sexualidad asusta a los hombres y que tienen las cosas muy claras. Nos hemos liberado de alguno de los roles tradicionales pero seguimos con el chip luchador porque cada día tienes que peleártelo, nos hemos adueñado de nuestra sexualidad, cosa casi impensable y difícil de conseguir, y queremos desarrollarnos comos personas y no sólo como madres, esposas… y mí pregunta es que tiene eso de revolucionario, o de extraño acaso ¿no debería ser un derecho humano reconocido para todos sin ningún tipo de cláusula de género?

Hay cambios palpables como que hoy en el mundo existen 15 mujeres presidentes de estado Laura Chinchilla, presidenta electa de Costa Rica,Gloria Macapagal Arroyo, en Filipinas; Tarja Jalonen, en Finlandia; Mary McAleese, en Irlanda; Cristina Fernández, en Argentina; Michelle Bachelet, en Chile; Pratibha Patil, en India; Dalia Grybauskaite, en Lituania; Doris Leuthard, en Suiza, y Ellen Johnson Sirleaf, en Liberia y cinco como jefas de Gobierno (Angela Merkel, en Alemania; Sheikh Hasina Wajed, en Bangladesh; Johanna Sigurdardottir, en Islandia; Jadranka Kosor, en Croacia, y Yulia Timoshenko, en Ucrania).

Si bien es necesario seguir teniendo modelos en todos los campos y que su labor sea visible; en ello los medios y las escuelas tienen un amplio papel. La igualdad de género empieza por la igualdad de trato. Idealmente no debería educarse a niños y niñas de formas diferentes, deberían abolirse los ejemplos sexistas en las escuelas, deberíamos ser capaces de leer sobre mujeres en las secciones económicas, científicas y deportivas de los diarios y tener el mismo número de minutos dedicados a noticias sobre hombres y mujeres.

A pesar de los muchos cambios aún quedan otros más importantes como abolir todo tipo de violencia y abuso contra la mujer, malos tratos, violaciones, explotación sexual, ablaciones. Aún debemos luchar por evitar la feminización de la pobreza, evitar que las niñas sean consideradas una mercancía de menor valor que se puede vender, comprar o matar, fomentar que las mujeres puedan acceder a la educación en igualdad de condiciones que los varones. En definitiva se ha de seguir luchando para que una mujer que nace en cualquier parte del planeta tenga derecho a desarrollarse como ser humano.

Recuerdo las palabras de mi madre “Siempre tienes que estar preparada porque el mundo te va a exigir más por ser mujer y ese será tu mayor poder, el estar siempre preparada para cualquier cosa que venga”

Ahora puedo decir dos cosas: que tienes razón,gracias por prevenirme y ayudarme a estar siempre preparada.

Cubriendo la noticia

Posted in De todo un poco por La Ta en 1 febrero 2010

El titulo de esta entrada, no es aleatorio, mirando las últimas noticias sobre Haití, me preguntaba si realmente estamos siendo informados de lo que pasa, si realmente se cubre la noticia o se recubre. La cobertura de catástrofes es difícil dado que a los periodistas sobre el terreno se le pide información inmediata y continua, que se transmite en boletines especiales en tiempo real.

Casi todos los medios a los que he acudido en busca de información tienen el mismo tipo de noticias, unas cuantas imágenes del caos , videos o entrevistas a las víctimas, con bomberos, doctores y con posterioridad testimonios de supervivientes, testigos…

Digamos que durante los primeros días tras un catástrofe estamos acostumbrados a que las informaciones se centren en las victimas, en el horror, en la desesperación, y el periodista encuentra con facilidad material a su alrededor. Tiene acceso a victimas de primera mano, a cuerpos de rescate a voluntarios, Ong´s humanitarias etc que le facilitan este tipo de información pero realmente ¿estamos informados y sabemos realmente que está pasando?

En este sentido siempre existe periodistas que van más allá de la zona de confort y quienes se quedan en la comodidad de su perímetro y no se adentran en las ruinas del país para seguir buscando información, para buscar otros perspectivas diferentes a las de los 3.000 compañeros que cubren el mismo hecho.

Teniendo en cuenta el caos, la inseguridad, el desconocimiento muchas veces del idioma, de la cultura y presionados por la urgencia de sus redacciones muchos prefieren apostar sobre seguro y saben que en esta sociedad improvisada de bomberos, doctores, victimas y medios se pueden encontrar informaciones para cubrir las exigencias de los jefes de redacción, material de primera impactante con el que abrir los telediarios, fotos de portada pero, ¿se nos ofrece a las audiencias otro tipo de informaciones que nos ayuden a entender el contexto y las repercusiones que el desastre tendrá sobre le país, y sobre sus habitantes?.

Una vez que decae la inmediatez, una vez que la catástrofe no es más noticia, ¿qué rol desempeñan los medios?. En la mayoría de los casos el desastre tras dos semanas deja de ser una primicia y pasa a ser considerada información de relleno, se limita el tiempo y el espacio hasta que las redacciones llaman a sus reporteros de vuelta u otro suceso sacude en otra parte.

Es cierto que muchas veces esas primeras semanas y este estilo de cubrir noticias sensibiliza a la opinión pública y ayuda a recaudar fondos pero las necesidades informativas siguen ahí. Por ejemplo no se apela a ONG que trabajen sobre el terreno para saber que consecuencias soluciones puede haber a corto medio plazo, no se contextualiza la historia más allá de la catástrofe en si. No se habla sobre la reconstrucción del país en si más allá de los tópicos, no se habla de privatizaciones, de leyes que se aprueban rápidamente y que permiten recalificaciones de terrenos, y proliferación de oportunistas y nuevos ricos que aprovechan el caos reinante para hacer negocio.

Hay algunas informaciones que a mí me gustaría ver en los medios como:

Deuda Externa.:Hasta ahora nos se ha mencionado nada relacionado con la condonación de la deuda externa ( que asciende a 1885 millones de dólares).Los gobiernos han enviado ayuda humanitaria pero qué pasará con la deuda. No sería más lógico condonarla y permitir que inviertan este dinero en su reconstrucción, no sería esa una acción más humanitaria.

Reparto de Ayuda: Cómo se está repartiendo la ayuda, realmente está llegando a quien debe, están cubriendo efectivamente las necesidades de la población. Los bancos están cobrando comisiones por las donaciones de los ciudadanos a los afectados de Haití

Reconstrucción:
¿Quién se ocupará de la reconstrucción del pais, gobiernos y empresas extranjeras o locales,?, se cooperará con el gobierno haitiano para llevarlas a cabo, se empleará a mano de obra local en las tareas o se importará.Pueden las ONGs contribuir efectivamente al desarrollo del pais.

Futuro: Cuanto tiempo tardará en recuperarse, que rol jugará Haití en la zona, qué ocurrirá con los miles de desplazados, previsiones sobre incremento o reducción de la pobreza.

Los medios podrían jugar un rol clave en ayudar a la recuperación de dichos países si supieran encauzar sus informaciones de otra forma, la recaudación de fondos es algo temporal pero el que la audiencia maneje informaciones clave hace que puedan ser capaces de reaccionar de exigir a sus gobiernos el cumplimento de sus compromisos de ayuda que a menudo son vociferados a lo cuatro vientos delante de las cámaras. Entendiendo las causas y las consecuencias del desastre los ciudadanos pueden movilizarse, pueden recordar promesas incumplidas.

Cuando se apagan los flases y micrófonos la catástrofe continúa en silencio, sin que sepamos más que sucede.

Los pecados de Haití

Posted in De todo un poco por La Ta en 27 enero 2010

El grandísimo Eduardo Galeano lo explica mejor que nadie en el articulo publicado el día 18 en El Mercurio Digital .Sobran más explicaciones os dejo con su artículo.

La democracia haitiana nació hace un ratito. En su breve tiempo de vida, esta criatura hambrienta y enferma no ha recibido más que bofetadas. Estaba recién nacida, en los días de fiesta de 1991, cuando fue asesinada por el cuartelazo del general Raoul Cedras. Tres años más tarde, resucitó. Después de haber puesto y sacado a tantos dictadores militares, Estados Unidos sacó y puso al presidente Jean-Bertrand Aristide, que había sido el primer gobernante electo por voto popular en toda la historia de Haití y que había tenido la loca ocurrencia de querer un país menos injusto.

El voto y el veto

Para borrar las huellas de la participación estadounidense en la dictadura carnicera del general Cedras, los infantes de marina se llevaron 160 mil páginas de los archivos secretos. Aristide regresó encadenado. Le dieron permiso para recuperar el gobierno, pero le prohibieron el poder. Su sucesor, René Préval, obtuvo casi el 90 por ciento de los votos, pero más poder que Préval tiene cualquier mandón de cuarta categoría del Fondo Monetario o del Banco Mundial, aunque el pueblo haitiano no lo haya elegido ni con un voto siquiera.

Más que el voto, puede el veto. Veto a las reformas: cada vez que Préval, o alguno de sus ministros, pide créditos internacionales para dar pan a los hambrientos, letras a los analfabetos o tierra a los campesinos, no recibe respuesta, o le contestan ordenándole:

-Recite la lección. Y como el gobierno haitiano no termina de aprender que hay que desmantelar los pocos servicios públicos que quedan, últimos pobres amparos para uno de los pueblos más desamparados del mundo, los profesores dan por perdido el examen.


La coartada demográfica

A fines del año pasado cuatro diputados alemanes visitaron Haití. No bien llegaron, la miseria del pueblo les golpeó los ojos. Entonces el embajador de Alemania les explicó, en Port-au-Prince, cuál es el problema:

-Este es un país superpoblado -dijo-. La mujer haitiana siempre quiere, y el hombre haitiano siempre puede.

Y se rió. Los diputados callaron. Esa noche, uno de ellos, Winfried Wolf, consultó las cifras. Y comprobó que Haití es, con El Salvador, el país más superpoblado de las Américas, pero está tan superpoblado como Alemania: tiene casi la misma cantidad de habitantes por quilómetro cuadrado.

En sus días en Haití, el diputado Wolf no sólo fue golpeado por la miseria: también fue deslumbrado por la capacidad de belleza de los pintores populares. Y llegó a la conclusión de que Haití está superpoblado… de artistas.

En realidad, la coartada demográfica es más o menos reciente. Hasta hace algunos años, las potencias occidentales hablaban más claro.

La tradición racista

Estados Unidos invadió Haití en 1915 y gobernó el país hasta 1934. Se retiró cuando logró sus dos objetivos: cobrar las deudas del City Bank y derogar el artículo constitucional que prohibía vender plantaciones a los extranjeros. Entonces Robert Lansing, secretario de Estado, justificó la larga y feroz ocupación militar explicando que la raza negra es incapaz de gobernarse a sí misma, que tiene “una tendencia inherente a la vida salvaje y una incapacidad física de civilización”. Uno de los responsables de la invasión, William Philips, había incubado tiempo antes la sagaz idea: “Este es un pueblo inferior, incapaz de conservar la civilización que habían dejado los franceses”.

Haití había sido la perla de la corona, la colonia más rica de Francia: una gran plantación de azúcar, con mano de obra esclava. En El espíritu de las leyes, Montesquieu lo había explicado sin pelos en la lengua: “El azúcar sería demasiado caro si no trabajaran los esclavos en su producción. Dichos esclavos son negros desde los pies hasta la cabeza y tienen la nariz tan aplastada que es casi imposible tenerles lástima. Resulta impensable que Dios, que es un ser muy sabio, haya puesto un alma, y sobre todo un alma buena, en un cuerpo enteramente negro”.

En cambio, Dios había puesto un látigo en la mano del mayoral. Los esclavos no se distinguían por su voluntad de trabajo. Los negros eran esclavos por naturaleza y vagos también por naturaleza, y la naturaleza, cómplice del orden social, era obra de Dios: el esclavo debía servir al amo y el amo debía castigar al esclavo, que no mostraba el menor entusiasmo a la hora de cumplir con el designio divino. Karl von Linneo, contemporáneo de Montesquieu, había retratado al negro con precisión científica: “Vagabundo, perezoso, negligente, indolente y de costumbres disolutas”. Más generosamente, otro contemporáneo, David Hume, había comprobado que el negro “puede desarrollar ciertas habilidades humanas, como el loro que habla algunas palabras”.

La humillación imperdonable

En 1803 los negros de Haití propinaron tremenda paliza a las tropas de Napoleón Bonaparte, y Europa no perdonó jamás esta humillación infligida a la raza blanca. Haití fue el primer país libre de las Américas. Estados Unidos había conquistado antes su independencia, pero tenía medio millón de esclavos trabajando en las plantaciones de algodón y de tabaco. Jefferson, que era dueño de esclavos, decía que todos los hombres son iguales, pero también decía que los negros han sido, son y serán inferiores.

La bandera de los libres se alzó sobre las ruinas. La tierra haitiana había sido devastada por el monocultivo del azúcar y arrasada por las calamidades de la guerra contra Francia, y una tercera parte de la población había caído en el combate. Entonces empezó el bloqueo. La nación recién nacida fue condenada a la soledad. Nadie le compraba, nadie le vendía, nadie la reconocía.

El delito de la dignidad

Ni siquiera Simón Bolívar, que tan valiente supo ser, tuvo el coraje de firmar el reconocimiento diplomático del país negro. Bolívar había podido reiniciar su lucha por la independencia americana, cuando ya España lo había derrotado, gracias al apoyo de Haití. El gobierno haitiano le había entregado siete naves y muchas armas y soldados, con la única condición de que Bolívar liberara a los esclavos, una idea que al Libertador no se le había ocurrido. Bolívar cumplió con este compromiso, pero después de su victoria, cuando ya gobernaba la Gran Colombia, dio la espalda al país que lo había salvado. Y cuando convocó a las naciones americanas a la reunión de Panamá, no invitó a Haití pero invitó a Inglaterra.

Estados Unidos reconoció a Haití recién sesenta años después del fin de la guerra de independencia, mientras Etienne Serres, un genio francés de la anatomía, descubría en París que los negros son primitivos porque tienen poca distancia entre el ombligo y el pene. Para entonces, Haití ya estaba en manos de carniceras dictaduras militares, que destinaban los famélicos recursos del país al pago de la deuda francesa: Europa había impuesto a Haití la obligación de pagar a Francia una indemnización gigantesca, a modo de perdón por haber cometido el delito de la dignidad.

La historia del acoso contra Haití, que en nuestros días tiene dimensiones de tragedia, es también una historia del racismo en la civilización occidental.

Comentarios desactivados en Los pecados de Haití

Opino-demagogia

Posted in De todo un poco por La Ta en 26 septiembre 2009

OPINIÓ~1

“Es penoso observar que desde hace muchos años, en el periódico, en el sermón y en el mitin, se renuncia desde luego a convencer al infiel y se habla sólo al parroquiano ya convicto.” J. Ortega y Gasset

Hace tiempo que legiones de autonombrados “expertos” invaden los medios de comunicación. El fenómeno no es nuevo si embargo ha ido en aumento hasta tal punto, que si con anterioridad los medios de comunicación recurrían a un experto en casos puntuales a la hora de ofrecer al público una información argumentada o específica sobre un determinado tema, ahora son los expertos los que acuden masivamente a los medios de comunicación a ofrecerles las informaciones que ha de divulgarse.

El experto desde el punto de vista periodístico, es una fuente más que dado que conoce muy bien su actividad o ha estudiado toda una vida para llegar a dominar un tema, se le considera una fuente fiable de información o una persona que puede aclarar aspectos técnicos, hacer análisis e incluso en casos extremos predicciones sobre el curso que seguirá determinado acontecimientos.

La diferencia entre un experto reconocido y los actualmente autoproclamados expertos que pueblan los medios de comunicación audiovisuales y escritos es que estos últimos forman una categoría aparte, a los que se ha denominado “opinólogos”, es decir aquellos que dan su opinión personal sobre un tema sin tener ni idea sobre el mismo o aduciendo informaciones tan vagas como las que pueda tener la portera de mi piso. Y es aquí de donde viene todo el lío porque una cosa es opinar con conocimiento de causa y otra opinar por opinar como hacemos de cañas con los amigos.

El problema no es que existan opinólogos, los ha habido y los habrá siempre, el problema es que se les ha dado una tribuna sin límite. Los medios está plagados de expertos que ofrecen opiniones en lugar de informaciones contrastadas, que en las tertulias insultan y lanzan improperios como parte de su “análisis”, y en muchas ocasiones el noticiario se construye en base a estos personajes. Se ha pasado de la opinión a la demagogia sin apenas darnos cuenta.

Asimismo, el hecho de que cada vez haya más opinólogos que periodistas, se nota. Tenemos los estudios, diarios y tertulias llenos de ex grandes hermanos, famosillas que se han acostado con futbolistas, políticos y toreros, o verduleras que para hacer valer su opinión son capaces hasta de subirse encima de la mesa, o de tomar la cámara, el micro, la pluma o lo que se tercie con tal de que su opinión de “expertos” sea oída a cualquier precio.

Mientras las plantillas de los medios crecen en número de expertos se despiden periodistas auténticos, de esos de los valores anticuados, como despectivamente se les llama, me refiero a aquellos que creen en la búsqueda de la información que corrobore una historia en lugar de correr tras chismes de portería o conversaciones de cañas como fuentes incuestionables de información. Me refiero a esos periodistas que se baten contra los intereses empresariales de los medios para sacar una historia contrastada, y lo más objetiva posible, al menos si no objetiva, informativa que no opinativa.Periodistas que son expulsados o abandonan por su propio pie los medios hartos de que su “experiencia y buen hacer” no esté a la altura de los “expertos”.

La opinión experta lo inunda todo, los diarios ya no tienen una sola sección de opinión a veces el entero periódico lo es. Los programas y hasta noticiarios se inician con alguna sorna, u opinión del presentador de turno, es una cosa generalizada o mejor dicho global este estilo de personalizar las noticias para captar público, cuando las noticias no necesitan interepretaciones, no necesitan maquillaje o chistes, las noticias son hechos reales y sólo necesitan ser contados tal y como suceden para que podamos informarnos y actuar si es el caso.

No necesitamos bromas, peroratas introductivas de media hora, ni comentarios personales sino información, que cada vez escasea más y más de los informativos, periódicos y radios sustituido por el llamado “infoteinment”, un frankestein entre información y entretenimiento, destinado a ser el pan y circo actual, que nos obnubila con sus ligerezas y nos hace creer que estamos informados de lo que sucede, cuando resta importancia a los hechos en favor de comentarios jocosos o entretenidos sobre los mismos.

Los medios han pasado de formar opinión pública a hacer pública la opinión y en lugar de ofrecer información contextualizada nos ofrecen la historia según el fulano de turno. Lo más sorprendente es que estos “expertos” lo son en cualquier área, y sin necesidad de méritos lo mismo opinan de fútbol que de la guerra de Irak, de los presupuestos generales, de la pifia de un famoso o de las declaraciones de Putin.

Y así los medios resuelven la papeleta, con un experto me ahorro tres periodistas en el terreno, ummmm pues va a ser que sale más económico y total al público le entretiene más y para qué ofrecerle información que le ayude a entender hechos a hacerse sus propias ideas, no, mejor se lo damos todo así masticadito para que no hagan el esfuerzo no vaya a ser que les de por pensar y se den cuenta de la bazofia de periodismo que hacemos.

Se acusa a los políticos de demagogia pero los medios que acusan no se encuentran tan lejos de la “mediodemagogía”,es decir utilizan las técnicas clásicas de la demagogia en primetime y la difunden casi 24h. Si analizamos cómo los “opinólogos- expertos” llevan a cabo sus intervenciones observaremos falacias, manipulaciones de palabras y contextos, omisiones deliberadas de informaciones relevantes, descontextualizaciones y un largo etc.

Una de las primeras reglas de oro que se aprenden como periodista es la búsqueda de la objetividad, quizá sea una utopía y ésta no exista, ya que todos tenemos nuestras ideas y opiniones pero aún asi nos rendimos y pensamos que la objetividad no existe, pero si intentamos alcanzarla estaremos más cerca de lograrlo.

Quizá pertenezco a esa minoría de “románticos” o quizá se que es posible ser objetivo y creo sin duda que se necesita más información, que opinión.La información te impulsa a actuar la opinión a asentir o negar con la cabeza y como una vez me dijo alguien:” Las opiniones son como el ojo del culo, todo el mundo tiene una”.

ps. Dedicado a dos amigas periodistas recientemente despedidas por serlo (aunque a ellas no se lo hayan dicho). No os rindáis nos hemos visto en peores y hemos salido.

Whitman y Beckett en la era 2.0

Posted in De todo un poco por La Ta en 12 mayo 2009

Leo con estupor y cierta sonrisa la siguiente noticia:

“Un estudiante Irlandés engaña a los medios mundiales”

Al parecer el estudiante publicó una cita falsa en Wikipedia sobre el fallecido músico Maurice Jarre. El estudiante en cuestión la publicó sin mencionar la fuente, cosa no permitida en Wikipedia, que normalmente añade una serie de avisos a aquellas informaciones que no citan sus fuentes o que no tienen forma de ser verificadas. Los administradores de Wikipedia eliminaron la cita un par de veces, pero el hábil estudiante consiguió de nuevo publicarla.

Su intención, tal y como explica a lo largo del artículo, fue ver la rapidez con la que cualquier información circula a nivel global. Esta noticia no quedaría más que en una anécdota si no fuera por el hecho de que los principales medios de comunicación internacionales, entre ellos el prestigioso “The Guardian ” copiaron y pegaron en sus artículos sobre el fallecido compositor, la mencionada cita. A ellos se sumaron numerosos bloggers y medios de medio mundo.

Esta simple “chiquillada” ha levantado de nuevo una vieja polémica, la falta de credibilidad de las fuentes periodísticas y lo que es aún más grave la falta de verificación de las noticias.

Una de las cosas que a lo largo de la carrera de periodismo oyes repetir como si de un mantra se tratase es la verificación de las fuentes, el tener al menos tres fuentes para poder contrastarlas, el estar atento a mencionar tus fuentes en los artículos. El contraste de las fuentes es la esencia misma del periodismo, que ayuda a no caer en la información monopolística.

Las fuentes pueden arruinar o enriquecer una noticia pero sobre todo pueden darle credibilidad a la misma y al contrastarlas se está más cerca de la verdad, aunque muchas veces ni así se llegue al fondo de la cuestión, al menos se estará un paso más cerca de la verdad.

Todo periodista que se precie sabe esto y ,la profesionalidad así lo exige. Ahora bien son pocos los que llegan a hacerlo.

La realidad como siempre supera la ficción y no hay más que trasladarse a un medio cualquiera en el que la primera cosa que se hace es abrir el Google, el Yahoo y tomar el café. Después se hace una reunión en la que si no hay temas se toman algunos prestados de la red y se les da un toque más local, nacional, cultural, para ajustarlo así al público del medio en cuestión.

Google se ha convertido en la fuente periodística universal seguida de los blogs, wikis, twitters y demás familia 2.0.Para que molestarse en buscar expertos, en llamar por teléfono cuando con un simple click tenemos un articulo listo.

La culpa es de los periodistas, de los medios, de la globalización, la culpa la tienen todos un poco. La globalización trae una cantidad de información difícil de digerir y parcelar.Este flujo incontrolable llega a las redacciones que tienen que publicar antes de la siguiente avalancha.

Hoy en día la caducidad de las noticias es más veloz que la creación de las mismas. Si antes caducaban en días ahora son horas. Este frenesí informativo fuerza a los redactores a producir “artículos MC.Donalds” en serie, lo cual implica que prima más el reloj que la verificación de fuentes. El tiempo es oro y no hay que perder un minuto. Si perdemos el tiempo, puede se nos adelanta el competidor y nuestras noticias serán agua pasada, no interesarán y todo el trabajo de miles de personas se verá afectado, los dueños de los medios no estarán contentos y despedirán a aquellos incapaces de generar noticias al minuto.

La principal consecuencia de este ritmo y de esta cadena de acontecimientos es que no se verifican las informaciones debido a la falta de tiempo,el periodista no tiene mucho tiempo disponible para dedicarle a una sola noticia ya que tienen otras 20 esperando, así que no puede verificar todas y cada una de las fuentes que apoyarían las noticias con lo cual acudimos a la red que nos echa una mano.

El mayor problema que esto genera no es el riesgo de copiar algo que no esté verificado, ya que los medios actuales no necesitan disculparse ante los lectores o rectificar porque en cuestión de horas este hecho será agua pasada, nadie lo recordará, como nadie recordará sus fuentes o sus noticias y seguirán todopoderosos ellos dictando los destinos de la sociedad, de la política y hasta del deporte.

El mayor problema es la calidad. Y aquí está el meollo del asunto, se ofrece cantidad y no calidad. Si observamos cualquier medio, veremos que se dan muchas noticias sin apenas contenido, si contexto. El público recibe no sólo noticias sin verificar sino también noticias descontextualizadas, o “cápsulas” una porción de información del tamaño justo para poder leerse, oírse , verse en menos de un minuto, que es engullida por los destinatarios de las mismas que quedan saciados aparentemente, pero sin ser capaces de recordar apenas nada.

Se asiste a la creación de la “información basura” que al igual que la “comida basura” llena mucho en el momento pero a las dos horas te sientes vacío.

La presión es mucha y la recompensa poca, el periodista no va a añadir horas extraordinarias a su maratoniana jornada laboral con lo cual la calidad de su trabajo se ve también afectada.

Como el click funciona y nadie pide responsabilidades sobre lo publicado o la forma en la que se ha obtenido la informacion, la práctica se sistematiza transformándose en un método de trabajo, que a su vez se globaliza y todos felices porque, unos estamos informando y otros informados.

Así es la realidad y nosotros se la contamos como nos da la gana.

PD
La sonrisa que este artículo me ha robado, viene dada por un recuerdo de facultad.En una asignatura importante durante mi último año de carrera tenía una profesora que no sabía nada sobre la misma y con el fin de imponer su autoridad en clase sistemáticamente impedía que tuviéramos opiniones propias, y todo debía ser citado de algún autor. Un día hice una apuesta con unos colegas de clase a que conseguía en el examen colar alguna de mis propias opiniones enmascarándola como un citado de un autor conocido.

Aprovechando la ignorancia de mi profesora diseñé cuidadosamente mi plan, pasé toda una tarde tratando de inventar un nombre de autor lo suficientemente desconocido para no ser descubierto y lo suficientemente biensonante para pasar por un autor verídico. Eché mano de la literatura y bauticé a mis autores con el nombre de Whitman ( de Walt Whitman) y Beckett ( Por Samuel Beckett).En el examen desarrollé mi punto de vista añadiendo al final ( tal y como mencionan Whitman y Beckett en su estudio periodístico).

Saqué un 10.Todos reímos la hazaña y al estupidez de la profesora. Al mes, mi compañero de piso (periodista con el que compartía apartamento) me preguntó:

-¿Sabes que hemos dado hoy en clase.?
-Ni idea, respondí.
-Una teoría muy curiosa de unos tal Whitman y Beckett.
Nos miramos y comenzamos a reir.

Creo que todos hemos intentamos alguna vez en nuestra vida ( en mi caso a diario) sacudir al sistema, ponerlo a prueba, y en cada intentona obtenemos, el sistema roba el resultado, se lo apropia y lo extiende más allá sin verificar su origen o su veracidad haciéndolo pasar por propio.

Whitman y Beckett.

El mundo vive de apariencias, por eso estamos en la ignorancia.

Posted in De todo un poco por La Ta en 9 mayo 2009
Tags:

Mientras buscaba una forma de introducir mi recién bautizado blog, titulado apariencias, he decidido indagar sobre el significado de esta palabra dado que considero que este nombre no es fruto del azar. Tras consultar varios diccionarios he de reconocer que encuentro acertado el nombre del blog, y se adecua con los temas que me preocupan y que pasarán a ser parte de los contenidos de esta bitácora.

El resultado de la búsqueda ha dado las siguientes acepciones:

1.f. Aspecto exterior de una persona o cosa-. Lo que una cosa muestra exteriormente, generalmente admitiendo la posibilidad de que no corresponda a la realidad
2.Verosimilitud, probabilidad: esto tiene toda la apariencia de ser un montaje.
3.Cosa que parece y no es
4.Aspecto de las cosas que anuncia algo o es signo de algo.Indicios, señales, trazas.
5.Aspecto rico o lujoso de algo
6.Disimular, encubrir cierta situación para evitar los comentarios de los demás.
7.En el teatro, escena pintada sobre lienzo o representada con actores y muñecos, oculta por una cortina que se descorre en cierto momento de la representación.

Una de las primeras lecciones que uno aprende como periodista es que nada es lo que parece, una verdad tan elemental como cierta, una verdad sumamente dañina. Hace tiempo que dejé de escribir sobre “apariencias”, hace tiempo que tomé la determinación de olvidarme de la profesión y de lo que a través de ella descubrí y sigo descubriendo.

Si bien después casi dos años de silencio escrito, no puedo seguir obviando lo que sucede, más aún cuando veo, siento, huelo y padezco que todo este “bienestar social” no es sino pura ilusión óptica.

En apariencia todo va bien, el la realidad todo está economizado; la crisis, los medios de comunicación, la política y también la existencia humana. Esclavismo y pobreza frente a liberalización económica.

Mi desencanto periodístico nace de esa misma “economización”, cuando las noticias no se publican si sus protagonistas invierten en la publicidad de nuestro medios, cuando como corresponsal desde las oficinas centrales no vale más noticia que la meramente económica o financiera mientras socialmente, asistes atónito a revoluciones sociales y golpes de estado que no interesan salvo si los índices bursátiles suben o bajan.

Intenté escapar, buscar un refugio allá donde lo económico no primara sobre lo humano y social, creí haberlo conseguido pero, aquí estoy enfrentándome a mis decepciones e iniciando de nuevo la lucha con las armas que mejor conozco, las palabras y la información.
En mi entrevista de admisión para la Facultad de Periodismo, alguien me preguntó:

-¿Por qué quieres ser periodista?, sin dudarlo respondí:
Porque tras las armas nucleares, el arma más poderosa es la palabra y bien usada puede traer grandes cambios sociales.

Hoy en día, sigo creyendo en estas palabras, y considero que hay que saber lo que sucede, y cómo repercute no sólo en tu vida sino en la del resto del planeta. La información es el arma más poderosa para lograr los tan ansiados cambios sociales que desenmascaren definitivamente el mundo aparente en el que vivimos y para estar informado hay que ir siempre más allá de las apariencias.