Apariencias


La espiral

Posted in De todo un poco por La Ta en 12 abril 2010
Tags: , ,

Siempre me ha llamado la atención la expresión “espiral de la pobreza”, una expresión que puede tener dos interpretaciones dependiendo de quienes la hagan. Para aquellos que miran a la pobreza desde fuera la espiral representa la falta de posibilidades, la falta de voluntad para salir de la misma, falta de escolarización ,salud, trabajo pero no como la consecuencia de algo ajeno a la voluntad del individuo sino como resultado de la mala suerte, de haber nacido en el lado equivocado. Para aquellos que miran a la pobreza a través de sus ojos, aquellos que viven la espiral la expresión se refiere a la falta de salidas, al pozo sin fondo al que se ven arrastrados cuando etiquetados como “pobres” quedan sociablemente excluidos de todo y condenados por tanto a vivir dentro de la espiral.

Ambas visiones conviven en nuestras sociedades si bien los ojos de quienes miran casi siempre pertenecen a aquellos que viven fuera de de la pobreza. Y esas miradas son las que en su mayoría encontramos en los medios de comunicación y que el público acaba adoptando porque rara vez se ofrece otra. Rara vez se explica el factor causalidad, rara vez se explica que la pobreza no está directamente relacionado con nacer en un sitio o en otro sino que es fruto de una espiral, una espiral de hechos, de causas y efectos, y la falta de contextualización de las informaciones nos deja una mirada incompleta.

Las personas que sufren de pobreza no están sólo excluidos social sino también mediaticamente y tan sólo son tenidos en cuenta como casos anecdóticos, e incluso sensacionalistas. Los medios prefieren informar de capitalismo, de estilos de vida lujosos, de famosos que ocupan el 80 % de las informaciones diarias. La concentración mediática hace que el mensaje se repita y que la exclusión de las personas que sufren los efectos de la pobreza sea global.

Hoy en día en los medios y en la sociedad prima el favorecer las leyes e informaciones económicas y comerciales dejando de un lado las sociales, a pesar de que ambas interaccionan.Sería necesario entender las relación causa efecto entre las dos ya que no se pueden considerar por separado las políticas sociales y económicas, se han de compaginar para que las primeras no sufran las consecuencias de las segundas.

La sociedad es una red, un conjunto que no puede legislarse por separado, y este mismo principio es válido para los medios a la hora de cubrir sus informaciones.
Para evitar este sesgo tanto los medios como los gobiernos han de permitir la participación de los ciudadanos en la elaboración de dichas políticas y el primer paso hacia la participación pasa por la información. Los medios son quienes han de servir de vínculo, los que han de proporcionar al ciudadano, a la sociedad la suficiente y precisa información, presentando contextos, datos, testimonios causas y efectos de los problemas sociales derivados de las inadecuadas políticas sociales y económicas.

Esa información va a permitir al ciudadano movilizarse, protestar y exigir políticas públicas mas humanas que actúen sobre la raíz del problema no sobre quienes los padecen.Para que los medios puedan informar se necesita pluralidad mediática, las concentraciones de medios e injerencias políticas o empresariales sobre los mismos impiden el desempeño de esta labor.

El aislamiento de las voces de los protagonistas y de los canales a través de los cuales se puede transmitir socialmente este mensaje tienen como objetivo presentar la pobreza en singular, como un caso aislado, y siendo presentada de esta forma, sin relacionar factores, a nadie le interesarán las causas de la misma.

Protagonistas

Posted in De todo un poco por La Ta en 8 marzo 2010
Tags: , , ,

Las encuentras a menudo, en reuniones de trabajo, en seminarios, en cursos de formación, como coordinadoras de proyectos, en tareas de voluntariado, empresarias, políticas. Mujeres en todos los ámbitos sociales. Vivo rodeada de mujeres, mujeres increíbles que han llegado a hacer cosas extraordinarias, mujeres anónimas o conocidas todas ellas allí presentes en cualquier lado. Se dice que el mundo es de las mujeres, y quizá lo sea pero ha de ser otro mundo dado que todas las acciones que ellas llevan cabo pasan a menudo desapercibidas.

Sin duda se nota un avance, y no tengo que remontarme muy atrás, no necesito ir a la conquista del voto femenino, me basta con ver la evolución de los últimos 50 años con observar mi propia familia. Mis abuelas ya en su tiempo pese a vivir en los años de la posguerra en una sociedad devastada y ultra conservadora eran mujeres extraordinarias que quizá no rompieron barreras pero si modelos. Mi madre creció en ese ambiente y después se liberó siendo una líder no sólo bajo mis ojos sino una real en mi región luchando por la igualdad de género y los derechos de la mujer.

Durante mi infancia, apenas si encontrabas mujeres presentes en altos cargos, mujeres protagonistas de noticias, de política y eran pocos los modelos a seguir. Mis abuelas y mi madre, eran los pocos que tenía alrededor. Viéndolas batallar cada una a su manera me preparó para la lucha que seguramente durará toda la vida. Enseguida fui consciente que todo eso que yo creía existía, derechos de la mujeres, igualdad, etc no pasaba más allá de las cuatro paredes de mi casa.

En el colegio comprobé que mis respuestas no valían lo mismo que la de mis compañeros varones, que mis protestas era osadías y las de ellos inteligencia. A los 12 años decidí que era suficiente y no se como me convertí si puede decirse en feminista, no como activista sino simplemente demostrando que hombres y mujeres pueden realizar las mismas cosas y que el género no es un impedimento sino una riqueza, quizá una forma diferente de hacer las cosas.

Decidí que siempre sería yo en todos los aspectos de mi vida hasta que algún imbécil siempre te recordaba que eras mujer y que esto o lo otro no podías hacerlo. Creo que eso es una constante en la vida de toda mujer el tener que demostrar consciente e inconscientemente que es capaz de hacer todo exactamente igual que los hombres.

En estos 31 años de mi vida, he sufrido en mis carnes los efectos de esa lucha diaria que te desgasta. Desde los pequeños hechos cotidianos como las facturas a nombre del varón de la casa a pesar de que tú seas el propietario de la misma, hasta las críticas al volante, las bromas sexist y un largo etc.Si bien he visto muchos cambios, muchas mujeres que como yo se han lanzado al mundo a cambiar cosas simplemente siendo ellas y veo cosas que en mi infancia no veía, mujeres policía, presentadoras de noticias, directivas, políticas, soldado (la ONU acaba de incluir mujeres entre sus cascos azules).

Se dice que las mujeres de hoy en día no son como las de antes, que son muy duras, batalladoras, que no quieren más estar en casa, casarse o tener hijos, que su sexualidad asusta a los hombres y que tienen las cosas muy claras. Nos hemos liberado de alguno de los roles tradicionales pero seguimos con el chip luchador porque cada día tienes que peleártelo, nos hemos adueñado de nuestra sexualidad, cosa casi impensable y difícil de conseguir, y queremos desarrollarnos comos personas y no sólo como madres, esposas… y mí pregunta es que tiene eso de revolucionario, o de extraño acaso ¿no debería ser un derecho humano reconocido para todos sin ningún tipo de cláusula de género?

Hay cambios palpables como que hoy en el mundo existen 15 mujeres presidentes de estado Laura Chinchilla, presidenta electa de Costa Rica,Gloria Macapagal Arroyo, en Filipinas; Tarja Jalonen, en Finlandia; Mary McAleese, en Irlanda; Cristina Fernández, en Argentina; Michelle Bachelet, en Chile; Pratibha Patil, en India; Dalia Grybauskaite, en Lituania; Doris Leuthard, en Suiza, y Ellen Johnson Sirleaf, en Liberia y cinco como jefas de Gobierno (Angela Merkel, en Alemania; Sheikh Hasina Wajed, en Bangladesh; Johanna Sigurdardottir, en Islandia; Jadranka Kosor, en Croacia, y Yulia Timoshenko, en Ucrania).

Si bien es necesario seguir teniendo modelos en todos los campos y que su labor sea visible; en ello los medios y las escuelas tienen un amplio papel. La igualdad de género empieza por la igualdad de trato. Idealmente no debería educarse a niños y niñas de formas diferentes, deberían abolirse los ejemplos sexistas en las escuelas, deberíamos ser capaces de leer sobre mujeres en las secciones económicas, científicas y deportivas de los diarios y tener el mismo número de minutos dedicados a noticias sobre hombres y mujeres.

A pesar de los muchos cambios aún quedan otros más importantes como abolir todo tipo de violencia y abuso contra la mujer, malos tratos, violaciones, explotación sexual, ablaciones. Aún debemos luchar por evitar la feminización de la pobreza, evitar que las niñas sean consideradas una mercancía de menor valor que se puede vender, comprar o matar, fomentar que las mujeres puedan acceder a la educación en igualdad de condiciones que los varones. En definitiva se ha de seguir luchando para que una mujer que nace en cualquier parte del planeta tenga derecho a desarrollarse como ser humano.

Recuerdo las palabras de mi madre “Siempre tienes que estar preparada porque el mundo te va a exigir más por ser mujer y ese será tu mayor poder, el estar siempre preparada para cualquier cosa que venga”

Ahora puedo decir dos cosas: que tienes razón,gracias por prevenirme y ayudarme a estar siempre preparada.